Ultra trail de Emmona 2014. Cara y cruz en una carrera de y por montaña


Despues de unos dias por Benasque en los que aprovechamos para correr un poco, comer bien, descansar e incluso escalar, llega el jueves, momento de partir hacia el valle de Nuria, hacia la Emmona.

Paz y tranquilidad con el Puigmal de fondo
Salimos con una meteo un tanto incierta y vamos haciendo carretera con calma. Llegamos a primera hora de la tarde a Ribes de Fresser y salimos a dar una vuelta por el pueblo acompañados de la lluvia para estirar las piernas despues de tantos kilometros de furgoneta.
 Decidimos subir al Refugio Corral Blanc a dormir, cerca de Planoles, donde tambien hacemos una breve parada. Por todos estos sitios pasa la ultra y en mi cabeza se amontonan los recuerdos del año pasado. Recuerdo perfectamente la bajada hasta aqui y lo que queda de carrera, pero intento no pensar, el sabado queda aun lejos, aun quedan dos dias para descansar y no pensar.

Cogiendo fuerzas
Subimos un poco mas arriba del refugio, a un collado donde reina la paz y la tranquilidad y el silencio solo es roto por los cencerros de las vacas o por los truenos que suenan no muy lejos de este lugar. Desde aqui podemos divisar casi toda la segunda parte de la carrera (El Puigmal, la Covil, el Taga...)

Atardecer desde nuestro "hotel"
 Dedicamos el viernes por la mañana a trotar un rato hacia Fontalba siguiendo las marcas de la carrera hasta que nos cansamos y nos volvemos a la furgo a comer y a echar la siesta antes de que empiece a llover y marchar hacia Sant Joan de les Abadesses, donde recogemos los dorsales y acabamos de preparar las mochilas. Despues vamos a la reunion tecnica (briefing para los modernos) y nos explican un poco el recorrido y nos prometen que a no ser que la cosa se ponga muy fea y peligrosa de verdad, no hay intencion de suspender ningun tramo, cosa que me parece totalmente lógica. Esto es una carrera de y por montaña, es el pirineo, montaña de verdad y todos los que estamos aqui deberiamos saber que nos podemos encontrar ahi afuera. Nieve en las cimas (mucho rato se corre por encima de 2500 metros) calor asfixiante, tormentas, crestas de roca en las que hay que andar con cuidado, frio... es lo que tiene la montaña y mas aun en estas fechas. Me alegra saber que la organizacion piensa como nosotros. Tampoco obligan a llevar ningun material obligatorio en especial (cortavientos, agua y poco mas) porque ya somos todos mayorcicos. Prevision de meteo como los dias anteriores, mañana calurosa y a partir de mediodia tormentas de evolucion. Perfecto, todo preparado.
 Cenamos y acabamos de retocar la mochila que la organizacion nos llevara a Planoles (km 72). A las 23 horas estamos metidos en la furgo intentando dormir, pero hace calor y duermo bastante mal y antes de las 3 ya nos levantamos y aprovechamos para desayunar. Con la tripa llena se duerme mejor y hasta las 5 que no suena el despertador ya no abro el ojo.
Un te calentico para acabar de despertar y las ultimas dudas. Un minuto antes de ir a la salida decido cambiar el pantalon corto por las mallas piratas (error porque el frio no me cogeria hasta pasado Planoles) y por fin estamos en la salida de la Emmona 2014. Nerviosos pero confiados en hacer un buen papel (es decir, poder acabarla). Le digo a Javier que corra todo lo que quiera, que se vaya pero que dosifique, esto es muy largo y sobre todo, muy duro (8300 D+), soy consciente de que ha entrenado mas y esta mas fuerte y no quiero ser un lastre. Por fin dan la salida a las 6,30 en punto y corremos por el pueblo tranquilamente. Este año la subida al Puig Estela es mas tendida y se puede correr un poco mas que el año pasado que subia a degüello. Voy perdiendo a Javier a ratos entre la multitud (800 corredores entre la ultra y la maraton) y cuando lo veo por delante aprieto el paso y asi subimos charrando y juntos coronamos el Puig Estela (km 10). Aqui empieza una bajada a muerte en la que rapidamente pierdo a Javier por delante y tras unos cuantos resbalones y revolcones se llega a una senda corredera que llega a Pardines (km 18).

Aqui encuentro a Javier que me llena los botelllines para no perder tiempo y salgo con  jamon y queso en la boca y con las manos llenas de comida mientras Javier me apremia para que salga rapido con el. Salimos y
subimos chino chano hacia el siguiente avituallamiento que esta a menos de 6 km pero en los que tendremos que salvar mas de 900 m de subida. Vamos bien pero le recuerdo a Javier lo unico que resuena en mi cabeza, "despacico y con calma, comer, beber y dosificar que queda mucho" Antes de la salida le dije que hasta el Coll de la Marrana iria con el freno de mano echado y asi lo intento, pero el me dice que se encuentra muy bien y que le gustaria tirar mas pero claro, aun quedan mas de 80 kilometros... bajamos a Coma de Vaca, un valle precioso y empezamos a llanear antes de empezar la subida al Coll de la Marrana. Aqui las piernas se me van solas mientras Javier para a mear. Empiezo a subir muy fino pero me intento controlar. Me saco el mp3 pero Javier no me alcanza y me parece verlo a lo lejos asi que sigo subiendo hasta el Coll de la Marrana donde relleno los botellines y como un par de croissants de chocolate mientras espero a Javier que no llega. Miro hacia abajo pero nada.¿le habra pasado algo o yo habre subido muy rapido? Si es lo segundo seguro que lo pagare tarde o temprano y me acabara cogiendo. Aqui empieza la montaña de verdad, alta montaña, cimas, cresterios, senderos tecnicos... lo que mas nos gusta, asi que toca apretar los dientes hasta la cima del Bastiments y empezar a correr por la cresta interminable hacia el Pic de l´infern, el coll de noucreus, el puig de Fontnegre y el Pic de l´Aliga, donde empieza una bajada muy rapida de 3 kilometros hacia Nuria. En este ultimo tramo ya noto el estomago un poco raro y me imagino que ya estaran haciendo efecto el gluten y el azucar de los croissants pero es que estaban tan buenos...
Bajando hacia Nuria con casi 50 km en las piernas
Llego a Nuria en 8 horas (km 48) y paro un buen rato esperando a Javier que tiene que estar al caer. Como y bebo lo que puedo. Hago unos primeros auxilios a mis zapatillas y les recorto un trozo de plantilla que me estaba empezando a molestar, me hecho vaselina en los pies pero Javier sigue sin aparecer, asi que decido salir tranquilamente hacia el Coll d´Eina, donde empieza el cresterio hacia el Puigmal. Las nubes se ven cerca pero de momento no tiene pinta de que vaya a llover, asi que poco a poco voy haciendo y en la cima del Puigmal ya hay niebla y hay que bajar con cuidado de no perderse hacia Fontalba. Bajada muy rapida pero tambien muy larga para acabar de machacar las piernas (y en mi caso tambien al estomago).
Ambientazo en Nuria, una pena no poder quedarse. Aun quedan 70 km
 Hasta aqui todo habia salido a pedir de boca. Todo iba bien, las piernas funcionaban y la meteo respetaba pero habia algo que desde hacia mucho no iba del todo bien, mi estomago. En Fontalba (km 62) intento comer algo (no habia comido nada desde Nuria, km 48) pero no me entra, asi que me fuerzo y me como un poco de tortilla de patata y un sandwich (con muy poco pan) de jamon y queso pero en vez de asentarme me ocurre todo lo contrario. Empiezo a bajar y mi estomago empieza a decir que hasta aqui hemos llegado y me empiezan los amagos de vomitar. Va saliendo la tortilla tal y como ha entrado y cada vez que bebo un poco de agua me dura 200 metros en el estomago antes de parar y devolverla. Se que si no puedo comer ni beber en lo que queda de carrera no llegare a meta, asi que me resigno e intento olvidarlo y darlo todo hasta que reviente. Bajo a Planoles y en el control me dicen que solo han pasado veintipocos aunque preferiria no saberlo, con el cuerpo asi solo pienso en poder llegar a meta, no en la posicion. Como un poco (muy poco) de Quinoa y huevo duro en el avituallamiento y bebo todo lo que puedo. Descanso y me lo tomo con calma, mucha calma.
Van llegando algunos corredores al avituallamiento y se les ve bastante enteros, todos hacen buena cara, o por lo menos seguro que mejor que la que llevo yo, asi que trato de ser realista y de encarar los mas de 40 kilometros que me quedan sabiendo que no voy a disfrutar todo lo que me gustaria.
Salgo de Planoles con Antonio, un mozo de Madrid que he adelantado antes de Fontalba. Me comenta que va muy justo, que ha estado a punto de retirarse dos veces y que yo me vaya a mi ritmo pero creo que no tarda en darse cuenta que yo tambien voy justo y que mi ritmo no es mucho mejor que el suyo y asi, charrando de mil cosas vamos haciendo camino por la subida infernal a la Covil, pero que mientras se va hablando el tiempo pasa mucho mas rapido. Ponemos manguitos y rellenamos agua en una fuente a mitad de subida. Yo me tomo medio gel porque aunque se que me va a acabar de fastidiar el estomago, llevo mucho tiempo sin comer y tengo miedo de explotar en algun momento. Por fin llegamos arriba pero aun queda un rato de una cresta hasta que por fin ya no queda nada mas arriba y empezamos a bajar hasta Campelles, donde se nos hace de noche y sacamos los frontales para llegar a Ribes... Ya casi lo tenemos! Avituallamiento en el Polideportivo de Ribes de Fresser, un poco de pasta y un caldo caliente. Voy un poco mejor del estomago y el caldo parece que me templa un poco. Antonio, mi compañero de
viaje, dice que se encuentra cada vez mejor asi que salimos con un vasico de caldo caliente en la mano hacia el Taga, el ultimo escollo que nos separa de la meta, mas de 1000 metros de subida en mitad de la noche, despues de 90 km ya en nuestras piernas. Por si no fuera poco todos los males que podamos tener a estas alturas nos avisan que subiendo hace muchisimo viento y que hay que andar con cuidado. Primero por pista y por bosque para por fin salir a campo abierto y empezar la subida "a piñon", donde empieza el viento de verdad. Llevamos un ritmo bastante alegre (sigo pensando que en cualquier momento exploto y no podre dar un paso mas y tendra que venir la benemerita a buscarme) Sacamos el Gore y los guantes porque conforme vamos ganando altura empieza a hacer fresquito del bueno. Los ultimos metros de la subida no dejan momento para la relajacion ni para contemplar el paisaje ni tonterias romanticas de esas, nos llega justo para poder mantenernos de pie. El viento nos golpea sin compasion y seguimos dando pasos hacia adelante los mas certeteros que podemos hasta que por fin ya no hay nada mas alto y toca bajar. Pienso que ya queda poco y me animo pero a mitad de bajada tengo que parar a frotar mis rodillas. Estoy helado y me duelen bastante. Zarandeados por el viento llegamos al avituallamiento donde nos preparan un cafe templado y me tomo medio sandwich de nocilla (el estomago de momento no se queja en exceso) Ahora si, solo nos quedan 12 km (sobre el papel) hasta la meta, asi que Antonio que esta recuperado se pone delante a correr como una mala bestia (por lo menos a mi me lo parece, para llevar casi 100 km este ritmo me parece demasiado alegre) y asi vamos haciendo camino hasta que por fin llegamos al pueblo y entramos en meta despues de casi 22 horas corriendo. A este ritmo voy concentrado 100% y no me da tiempo para pensar en nada, ni para emocionarme por la llegada, ni para darme cuenta que he hecho una gran carrera y que mi cuerpo ha aguantado "perfectamente". Ya habra tiempo. Nos fundimos en un abrazo y celebramos que por fin se ha acabado.
Hablando con la organizacion en meta por fin logro saber donde esta Javier. Me dicen que ya ha bajado del Taga, asi que decido ducharme y volver a la meta a esperarle convencido de que le hara ilusion despues de semejante paliza que alguien le espere en la meta.

Van pasando las horas, por fin amanece y Javier aparece en meta con muy mala cara. No esta contento, ni tan siquiera satisfecho con lo logrado. Me dice que ha tenido muy malas sensaciones. Seguro que cuando duerma y descanse lo ve todo de otro color. Ahora a por la ultra del aneto para resarcirse.

Todo lo anterior es un toston que si no lo has leido no pierdes nada, asi que aqui el resumen. Carrera con una gran organizacion, perfectamente marcada, avituallamientos bastante completos y un pueblo que se vuelca a tope durante todo el fin de semana. Carrera de y por montaña de las que hay pocas. Igual de preciosa que de dura. 110 km de montaña 100%.

Despiau al Tozal del Mallo. Una al año no hace daño


Desde nuestra primera visita a estas paredes, hace ya mas de un lustro, no hay año que dejemos pasar sin visitar las paredes de Ordesa, y este año por fin coincidimos en fechas y antes de que fuese demasiado tarde nos acercamos por alli y elegimos una via que aunque es poco frecuentada, a nosotros nos parecio guapa y tipica de Ordesa 100%.
Reseña del libro de escaladas en Ordesa de Ravier
La via empieza antes del contrafuerte caracteristico de la Ravier y hay que intuirla ya que no hay ninguna marca, ni mojon, ni nada que nos indique el inicio.

Los dos primeros largos son de roca regulera y hay que andar con cuidado y "llamando a la puerta" constantemente pero a partir de aqui la cosa va cambiando a mejor.

Inscripcion encontrada a mitad de via
El L3 te lleva debajo de un gran "diedro-chimenea" que se supera en un cuarto largo guapo pero exigente.

Despues toca un largo de apretar los dientes (y acerar a muerte) en el que se supera un techo a derechas equipado con algun clavo.
Ultimos largos
Chema en su busqueda (infructuosa) de la Anglada-Civis
A partir de aqui, aunque las dificultades no descienden, se disfruta aun mas (por lo menos yo lo hice) de la tipica escalada de Ordesa, patio brutal, desplomes, cantos buenos donde agarrar y sobre todo, una roca que no da pie a confianzas, asi que sin bajar la guardia llegamos al hombro, donde se empalma con la Gomez Khan o, como nosotros, se sale andando hacia la cima del Tozal para bajar por la via normal de las clavijas.
 
Ultimo largo
Chema feliz al acabar la via
Gran dia de escalada como los de antes, por la buenisima compañia y por las buenas (muy buenas) sensaciones. En algun momento llegue a pensar que nunca volveria a escalar en Ordesa, pero no estaba tan lejos, sobre todo porque todo es mas facil cuando te atas al otro extremo de la cuerda de alguien tan grande, aunque para mi, siempre sera el "enano"

Reseña de Albert Castellet



Luces y sombras de la Travesera

Hace unos dias un amigo (gran corredor de carreras de montaña) me hizo llegar este escrito. Despues de las grandes carreras acostumbra a hacer una breve cronica pero esta vez su escrito era en un tono muy diferente y que espero que nos haga reflexionar a todos un poco.



"Este año ha sido el mejor de mi travesera de picos,pero no habrá crónica de ella.Sin embargo la hay de sus sombras y que poca gente quiere sacar a relucir: Llevo rumiando días si escribir o no, si vale la pena que exponga lo que he sentido y siento sobre algunas personas de la organización,sobre aquellas que tienen el peso suficiente para hacer que las normas se cumplan para todos o para ninguno.
19h del 13 de junio del 2014; voy a la charla sobre la travesera con unos amigos y fuera me encuentro con uno de los organizadores que ya conocía de otros años.Ya que el pronostico es de mucho calor y no se preveen cambios, le pregunto si se pueden llevar mallas cortas a lo que me responde que no, haciendome ver que tengo una nula experiencia en montaña por tan absurda pregunta (a eso no le respondo). Le digo que todos los años dicen lo mismo y en la salida se plantan corredores con mallas cortas y no pasa nada y que ellos lo saben. Me sigue diciendo que en el reglamento pone mallas largas o combinación de piratas y medias y que asi tiene que ser. Con cara de pocos amigos entramos a la charla. Mientras dan la charla y dicen de la obligatoriedad de las mallas largas bajo pena de descalificación; en ese mismo instante muestran un video de la salida de la travesera 2013 en el que se ve con claridad a Iker Carrera y otros atletas en malla corta. No hay vergüenza por parte de la organización para amenazarte con descalificarte y al mismo tiempo poner un video con todo lo contrario. El reglamento se lo pasan por el forro de los.............y dependiendo de quien seas dicen y desdicen a su antojo. Tan difícil es hacer cumplir un reglamento en el que todos ganamos porque todos estamos en igualdad de condiciones? Tiene mas peso que se cumpla un record a que no se lleve una manta térmica? A estas alturas estoy confundido pero bueno, el 2013 es agua pasada y me digo: Seguro que hoy se cumple. Yo que las iba a poner cortas lo dejaron tan claro que me puse combinación de piratas con medias largas (como manda el reglamento). Me planto en la salida,pasamos el control de chip y para mi sorpresa veo a bastante gente con mallas cortas y una vez mas no pasa nada. Lo deje pasar, me dije a mi mismo que carecia de importancia. Pero ocurrio que a mitad de carrera me entero de que a mi amigo Quique le denegaron la salida de la traveserina por haberse olvidado la licencia federativa en casa. Eso me puso cardiaco.Cuando fue a recoger su dorsal, el hablo con la misma persona con la que yo había hablado sobre las mallas, esta persona le dijo que el problema lo tenia El y cuestión zanjada. Quique le dijo que le firmaría cualquier papel que el quisiera y que le mandaria la licencia al dia siguiente pero este hombre muy ducho en el conocimiento de las normas le dijo que no salía. Quique es bastante mas persona que yo y decidio no montar revuelo. Quique lleva a sus espaldas 7 traveseras (ahí es nada) y se apunto a la traveserina porque no obtuvo plaza en la travesera. Se hizo 600km para correr y el y su novia se gastaron la pasta en un alojamiento en Cabrales. ¿Que obtuvo a cambio? que una persona que a lo mejor esta aburrida de su cargo y se ve con poca humanidad haya decidido aplicar el reglamento a raja tabla. Para unos si y para otros no, evidentemente. Y esto señores, me indigna, me llena de coraje y por eso lo expongo aquí. No doy el nombre de esa persona, aunque lo se bien. Lo único que pido es que si no se siente con fuerzas para afrontar este tipo de situaciones es mejor que delegue en otras y disfrute de la carrera desde fuera. Y a la organización le pido que le pidan disculpas a Quique y que el próximo año sea invitado a la Xll travesera por los daños que se le ha hecho a su persona. Para colmo de males en las hojas de clasificación de la traveserina figura como no presentado. YA HAY QUE HECHARLE COJONES. 
Soy consciente que este escrito me puede suponer la no participación en la próxima travesera,si es asi,que todo sea por una buena causa y es que la TRAVESERA DE PICOS sea un referente de seriedad y respeto en todas las carreras de montaña y que cada participante pueda hablar con orgullo que ha estado en la salida de una gran carrera.
Larga vida a los PICOS DE EUROPA y a todas sus gentes.
Asi lo siento y asi lo escribo."





Me estoy haciendo viejo (8-10/mayo/2014)

Y es que esa es a la conclusión que he llegado después de estar tres dias en el monte junto a mi hermaño Jorge y no hablar mas que de lo que me duele el tobillo, la espalda, la rodilla o vete tu a saber que dolores nuevos van apareciendo. ¡Y eso que me habian dicho que entre los 30 y los 40 alcanzas la plenitud física como alpinista!
Amén de las apariciones marianas en forma de misteriosos dolores por nuestros lozanos cuerpos, hemos hecho una travesía la mar de majica encadenando tres bonitas vías a tres bonitas cimas en tres buenas jornadas.
Eso sí, fuimos bien aconsejados por nuestro hermaño pequeño Chema, que no habia hecho ninguna de las vias pero nos recomendo llevar el trineo para descender por las mismas vias que ascendíamos, que a su juicio le parecían una cuesta de vacas, y son vias fáciles pero hay que hacerlas, por lo clásicas y porque te permiten conocer otras zonas del pirineo.

Jorge por la norte de la Munia

Así el jueves 8 de mayo salíamos del circo de troumuse y hacíamos la cara norte de la Munia. Lo mas chulo de la via el trocito de arista hasta la cima.
Jorge cresteando hacia la cima de la Munia
Yo cresteando
Sacamos la cuerda justo antes de la cima para un destrepillo



Laaaaaargo y caluroso descenso hasta pineta y posterior ascenso hasta los 2000m. para vivaquear cerca de nuestra via para mañana; el corredor esparrets.

Con los llanos de la Larri debajo y la aproximación al esparrets detrás
  

Zona del vivac a unos 2000m.

¡¡Buenos dias!!

Muy fácil corredor donde el mayor peligro es la caida constante de piedras por la vía, desde muy temprano.
A las 9.15 de la mañana ya estabamos en la salida de la via, almuerzo, cima y descenso hasta el glaciar y posteriormente por el primer corredor por donde se asciende la norte clasica del perdido.
Amanece con el sol junto a la Munia, aproximando al Esparrets
La gran bolera del Esparrets

Cima del corredor


Llegando a la cima de la espalda de Esparrets
Bajando hacia el corredor de la norte del Perdido

A las 12 en Tucarroya y todo el dia fundiendo nieve al sol y descansando y comiendo lo poco que llevabamos.

Tucarroya; sol y calor. ¡inaudito!

Clásica vista desde Tucarroya a Francia
Clásica vista desdde Tucarroya hacia España

El sábado madrugamos y a las 4.30 ya estabamos andando hacia nuestra siguiente vía: el corredor norte del Marboré.

Corredor norte del Marboré desde el collado astazou (se observa la expuesta travesia en nieve por encima de los cortados hacia el corredor)

Vistas hacia el abismo de Gavarnie

Sobre las 6.15 de la mañana estamos en el collado astazou, el mas cercano a los astazou, como indica la guia de Moussel, pero desde aqui solo hay cortados y vacío hacia el abismo, es imposible acceder a la vía. Decidimos seguir la arista que desde el collado asciende al Marboré pero por una media ladera por la vertiente española.

Travesía hacia pie de via

Donde la arista se endereza existe un exiguo colladito con acceso, ya por la vertiente francesa, hacia pie de vía. Decir que este acceso aunque no es difícil (ya que se realiza por rampas de entre 35 y 50 grados) si que es muy expuesto pues esta diagonal esta suspendida sobre unos cortados bastante impresionantes hasta alcanzar el corredor, lo cual hacemos sobre las 8,30.
Jorge en el corredor norte de Marboré hacia el largo de hielo
Jorge comenzando el largo
Jorge en el paso más empinado

La vía en sí solo tiene un larguico entretenido de hielo con un corto tramo vertical (un clavo) de unos 35m. con dos clavos de reunión a la salida. El resto rampas para trineo, como diría Chema. A las 10,45 cima del Marbore.

Yo saliendo de la cascada de agua-hielo
Yo escurriendome el agua

Una vía aislada, bonita y solitaria, muy poco repetida y que merece la pena hacer.
Ahora solo quedaba bajar, por el descenso clàsico de la norte del perdido, llegar a Tucarroya, descender todo el valle de estaube y desde la presa de gloriettes coger un camino que cruza hacia el circo de troumuse, llegar a la furgo (sobre las 18,15) y descubrir que se había colado no se cuando ni como, un ratoncillo que durante tres días se había puesto las botas con nuestra comida.
Por las palas de nieve hacia la arista tras el largo más vertical

Jorge saliendo a la arista
Jorge en la arista, Gavarnie al fondo
Yo en busca de la cima

Más viejos y más gruñones ahí seguimos, con cuerda de momento para rato, tras más de diez años de alpinismo clásico y ahora a comenzar la epoca de correr como locos por los montes, pero esta vez con zapatillas y sin trineo.
Cima en uno de los mejores balcones pirenaicos, la cumbre del Marboré