Pirineo de mar a mar

En el cabo Higer
Este verano, antes de un cambio de aires que me llevará lejos de las montañas, he tenido la suerte de poderme dar un atracón pirenaico, recorriendolo de punta a punta como muchos soñamos con hacer algún día. (ya se sabe cuando hay tiempo no hay dinero y viceversa)
Yo entiendo el monte como un gran escenario, donde cada uno juega con sus propias reglas, siempre y cuando no moleste a los demas, así que, yo apliqué las mías y me eché al camino.
No se por donde empezar pero diré que la diversidad pirenaica es inmensa.

Por la costa en Hondarribia
 Para un ambientólogo (que palabra mas fea, no me gusta nada, pero si digo licenciado en ciencias ambientales parece que soy un presuntuoso) como yo es un placer para los sentidos. La diversidad geologica, animal, botánica, cultural es increible para una cordillera de apenas 400 km de largo.
Muchos la querrían y la explotarían como es debido, pero esto es Spain, pais de Sol, playa y sangría.
Me sorprendió que la mayor parte de la gente con la que coincidí eran extranjeros, ni los aborígenes nos damos cuenta de lo que tenemos y tienen que venir de fuera para enseñarnoslo... ¿algún día nos daremos cuenta de cual es la verdadera riqueza?


Recorrer el Pirineo es atravesar lo que las personas hemos decidido delimitar en Euskadi, Navarra, Francia, Aragón, Cataluña y Andorra.
¿que delimita un "pais" de otro? Nada, en mi opinión, solo las ganas de ser diferentes de los hombres, nos hace diferentes.
¿la cultura? ¿la lengua? ¿el paisaje? ¿la gastronomía? ¿las gentes? La palabra Pirineo engloba todo eso y mucho más.

Salí el sabado 28 de junio a las 16:30 del cabo Higer, Hondarribia y llegué al cabo de Creus el día 17 de julio, jueves, a las 23:30. Está es mi transpirenaica.


 Como decía antes cada uno impone sus reglas y las mías eran sobre todo, gastar lo menos posible, así que, no iría a refugios ni comería en bares en la medida de lo posible.
Con una mini mochila salgo de cabo Higer, unos 6 kg. con mini saco,esterilla y hornillo incluidos.
Decir que todo el GR11 esta bastante bien marcado, a destacar muy positivamente la zona de Navarra, donde indican alturas, nombres, distancias en tiempo y kilometraje. Y a destacar muy negativamente la zona de Aragón, donde esta peor marcado y con diferencia, a excepción del valle de Benasque. De todas maneras se hace imprescindible una guía y mapas, a pesar del marcaje. (los modernos GPS, pero necesitarás un sitio para cargarlo)
Dia 28, cabo Higer-Bera, me llueve bastante y a las 22,30 de la noche encuentro un techado bajo el que pasar la noche.


Dia 29, Bera-Refugio casa Pablo, atravesando el fantástico y recóndito valle de baztan, donde parece que los años no pasan. Fría noche junto al refugio, que estaba cerrado. Hoy domingo no pude abastecerme de comida y comi en un bar en Elizondo, por 10 euros.
Amanece...







Dia 30, Refugio casa Pablo- Ochagavía, pasando por los siempre maravillosos hayedos de Irati y la sorprendente fábrica de Orbaitzeta, donde puedo comprarme medio kilo de queso casero y reponer fuerzas hasta llegar a Ochagavía a las 22,30 donde como otro menu en un bar.
Hasta el collado de Argibiela es un Pirineo manso, suave, de pastos y monte bajo, no por ello exento de belleza, a partir de aquí comienza el Pirineo más abrupto y recio.
Dia 1, Ochagavía- cabaña Tacheras (Zuriza) en lamentable estado de conservación. En Isaba compro comida en una tienda y me doy un festín.
Refugio Taxeras en Zuriza

Dentro del "refugio" con la cena
 Día 2, Zuriza- Candanchú. Llego a casa y nunca mejor dicho, despues de pasar el invierno currando en Candanchu (aupa el Kiosko de Fran). Voy a ver si los amigos del Refugio Pepe Garcés están y Mateo me ofrece una buena merienda y una ducha caliente reconstituyente. ¡Gracias fiera!
Se acerca Anchelón  y mi chica Lorena (que me acompañará los próximos dias) desde Villanúa y me invita a cenar en el albergue Aysa, Arroz con huevos y chuletón. Así sí. ¡Gracias Anchel!
A partir de aquí podré comer y descansar bien los próximos días, ya que Lorena irá en la furgo a los pueblos de llegada, a condición de no hacer etapas muy largas, para pasar algo del día juntos.
Ibon de Estanés

Aguas tuertas
Día 3, Candanchu- Sallent de gallego. Etapa corta ya que dan lluvias fuertes por la tarde. Llego a las 13,30 y sobre las 14,30  se pone a llover, casi toda la tarde bastante fuerte. Descanso, paseito, comer y dormir.
Rioseta
Amanece hacia la Moleta
 Día 4, Sallent- Bujaruelo. Una de las etapas reinas. Terreno duro, de bloques, nieve y alta montaña, que me exigirá pasar los collados de tebarray y letrero con bastante nieve y poniendo el máximo cuidado. Bañito reconstituyente en el río al llegar a Bujaruelo.
Ibones de Bramatuero alto

Vista desde el collado de los infiernos
Subiendo hacia el collado de Tebarray
 Día 5, Bujaruelo- Pineta (por la pradera de ordesa, debido a la cantidad de nieve por Sarradets). La bajada del collado de Añisclo, como siempre se hace durísima. Los paisajes de Ordesa, por estos reconditos caminos bajo la punta de las olas son, de los que no se olvidan.
Vistas increibles de ordesa

Llegando a cola de caballo (ordesa)
 Día 6, Pineta- Benasque. Etapa reina.
Vistas de Pineta
 Aquí quiero hacer un inciso.Al punto de la mañana, antes de salir, a las 8 de la mañana de un domingo vinieron a visitarnos al parquing de Pineta, donde estabamos en la furgo, aparcados junto a otros, al menos 30 coches, entre ellos varias caravanas y furgos, los amigos del dinero ajeno, vestidos de verde, con placa y pistola. Nos debieron ver muy peligrosos por dormir en furgo y llevar matricula VI (de Vitoria, aunque yo digo que es de Villanúa) y decidieron que debían multarnos por algo tan peligroso e ilegal como dormir en una furgoneta en un parquing publico.
Encontre el último día una fuente con este proverbio que les viene al pelo: "de la aplicación rigurosa del derecho, puede nacer la máxima injusticia"
 La verdad que mis esfuerzos por hacerles comprender que no haciamos nada malo fueron bastante infructuosos, dada su cabeza cuadrada, a pesar de ser mas o menos de mi edad (tengo 32) y decidieron que como solo me iba a llegar a casa una advertencia por ser la primera ver que me multaban por semejante acto delictivo pues que tambien me iban a multar por aparcar en zona inundable, a menos de 200 metros de un cauce. ¡Tócate los cojones!. Vamos que me multaban por aparcar en el parquing. ¡¡Increible!!
Llegué a pensar que me estaban tomando el pelo de lo absurdo de la situación, y así se lo hice saber, pero sus caras de mala leche, no decían lo mismo.
Como discutir con esta gentuza es imposible, ya que tienes todas las de perder, les mando a paseo y me piro al monte. No hago más que mala leche todo el día pensando en el temita de marras.
Llego a Senarta, tras un buen remojón, reventado, a las 22,00 y aquí rompo la gran regla del viaje, no pillar el coche.
Con isostar del bueno
 Como Lorena tiene casa en Eriste, vamos de Senarta a Eriste en coche. Me ducho, como, y descanso.
Día 7, descanso, todo el día lloviendo, que aprovecho para recargar bien las fuerzas y planear la estrategia de lo que me queda de viaje. Aprovecho para llamar por teléfono al ayuntamineto de Bielsa y contarles lo sucedido por aparcar en su parquing, ellos tambien alucinan y me dicen que harán lo que puedan (de momento no me ha llegado ninguna multa a casa).A partir de aquí vuelvo a ir solo, pero no pienso pasar tanto frío como los primeros días, así que la mochila será algo más pesada,(aun así es de lejos la más ligera de todas las gentes con las que me cruzo) lo que no me permitirá correr en absoluto.
Día 8, Senarta- cabaña cerca del refu de la restanca. Lorena me deja donde me había recogido y sigo solo.
Llego a una cabaña sobre las 20,00 medio lloviendo y aqui me quedo.
Nevada del dia anterior, cresta de Tempestades

Refu cerca de Restanca donde duermo
Día 9, Restanca- Guingueta de aneu. Paso por toda la zona lacustre de sant maurici con mucho frío, agua e incluso algún copo de nieve.
En la Guingueta de Aneu duermo placidamente junto a un lago, en una bonita zona con bancos.
Dia 10, Guingueta de aneu- Areu. Bonita zona del Pirineo donde parece que ya tienden las montañas a ser menos abruptas.







 Día 11, Areu- coll de ordino. Otra vez da la sensación de estar metidos en alta montaña, tras el impass entre Espot y Areu. Casualmente coincido aquí con la ultra de Andorra, que se está celebrando y que tan duros recuerdos me trae del año pasado. En Ordino como una hamburguesa con patatas y una birra en un puesto callejero, me sientan de gloria.

Cerca del estany de Escorbes

Pla de Boet
 Día 12, coll de ordino- Refugio de la Feixa (libre), pasando por el bonito valle del madriu, en Andorra.
Luna llena desde el refu Feixa

En el collado de Engorgs

Primera señal a cabo de Creus
 Dia 13, Refugio Feixa- Planoles. Día de calor tremendo hasta que se desata la tormenta del juicio final que me deja en planoles totalmente empapado. Duermo en un albergue de la Generalidad catalana, a razón de 20 euros. Eso sí, la mujer que lo llevaba muy maja. Habitación para mí solo con baño y ducha caliente. Tiendo todo para que mañana este bien sequito. Veo la final del mundial en una sala junto a 150 chavales que están en el albergue en un campus de fútbol.
Día 14, Planoles- Setcases. Última etapa de alta montaña, que conocía perfectamente de la ultra de Emmona, bonita zona, quitando el circo que en mi opinión es la zona de Núria.
Señalando el último collado de mas de dos mil metros que ascender; Noucreus (al coll de la Marrana se llega medio bajando)

Noucreus
 Día 15, Setcases-Albanyá. Húmedo despertar con la cara llena de babosas. Lejos ya de la alta montaña me adentro en la garrotxa y paso muuuucho calor estos días hasta el cabo de Creus.
Molló
 Día 16, Albanyá- Requesens. Al pasar por Maçanet de Cabrenys decido comprar tres barras de pan, chorizo, queso, chocolate y poco mas para rellenarlos y espero llegar a Cap de Creus. Sigue el implacable calor. Me acuesto en el saco a la una de la mañana y me levanto a las cuatro. Quiero llegaaaar!!


Por la Garrotxa

 Día 17, Requesensens- cabo de Creus. Llega a Llança a las 15,30 con el Sol cayendo a plomo. Me meto al Mar y descanso. Llego a Port de la Selva sobre las 19,30 y preguntando a unos bomberos, para ir al cabo de Creus por el GR11, me dicen que vaya por otro lado, que por allí se da mucha vuelta. Como mucho en un par de horas estás allí me dicen. ¡los cojones!


Cadaqués
Cabo de Creus
 Por el monte me encuentro a una señora paseando a sus perros, muy maja ella y me explica toda la zona bien. Me aconseja bajar a Cadaqués y de alli a cabo de Creus. Le hago caso y sobre las 23,30 llego al cabo, con fuerte viento y sin poder ver nada, aunque con la enorme satisfacción de terminar lo que me propuse empezar.
Chapuzón en Llança
 Una simpatica pareja de chicos me baja hasta Cadaqués de nuevo. Durante el trayecto les cuento cosas del viaje y flipan un poco, jaja.
Duermo tirado cerca de la estación, a las 6,45 salgo a Barcelona y de aquí a Zaragoza.
Así quedaron mis zapatillas
 De Zaragoza a Villanúa, directo para ser voluntario en el enorme carrerón de la 2kv a Collarada donde disfruto cerca de la cima de los fieras que bajan cual sarrios.
Esta ha sido mi transpirenaica, donde me ha dado tiempo a darle mucho al tarro sobre un montón de cosas.
Respecto al tema más puramente deportivo decir que con una estrategia bien planificada y un buen equipo de apoyo, es posible correr toda la transpirenaica, sin peso, para una persona normal en 11 o 13 dias.
Respecto al record de Kilian me parece posible y buenisimo. Una bestia parda. ¡Chapeau!
Respecto a lo de Stelman-X decir que, una vez hecha la transpirenaica, al final con una mochila que rondaría los 10kg, pareciendome imposible correr, me resulta muy poco creible lo que dice que hizo, por no decir directamente que es mentira. Nunca entenderé las mentiras en montaña. ¿que más da 7 dias que 12? ¿Que más da hacer cima o no ? ¿que más da liberar o pasar en Ao? Lo importante es disfrutar lo que se hace y contar lo que se ha hecho.Correr más lento, o no hacer cima, o agarrarte a un friend, o tener que bajarte de una pared no te hacen menos hombre, en todo caso te hacen mas humano. Esa es mi opinión.


Ultra trail de Emmona 2014. Cara y cruz en una carrera de y por montaña


Despues de unos dias por Benasque en los que aprovechamos para correr un poco, comer bien, descansar e incluso escalar, llega el jueves, momento de partir hacia el valle de Nuria, hacia la Emmona.

Paz y tranquilidad con el Puigmal de fondo
Salimos con una meteo un tanto incierta y vamos haciendo carretera con calma. Llegamos a primera hora de la tarde a Ribes de Fresser y salimos a dar una vuelta por el pueblo acompañados de la lluvia para estirar las piernas despues de tantos kilometros de furgoneta.
 Decidimos subir al Refugio Corral Blanc a dormir, cerca de Planoles, donde tambien hacemos una breve parada. Por todos estos sitios pasa la ultra y en mi cabeza se amontonan los recuerdos del año pasado. Recuerdo perfectamente la bajada hasta aqui y lo que queda de carrera, pero intento no pensar, el sabado queda aun lejos, aun quedan dos dias para descansar y no pensar.

Cogiendo fuerzas
Subimos un poco mas arriba del refugio, a un collado donde reina la paz y la tranquilidad y el silencio solo es roto por los cencerros de las vacas o por los truenos que suenan no muy lejos de este lugar. Desde aqui podemos divisar casi toda la segunda parte de la carrera (El Puigmal, la Covil, el Taga...)

Atardecer desde nuestro "hotel"
 Dedicamos el viernes por la mañana a trotar un rato hacia Fontalba siguiendo las marcas de la carrera hasta que nos cansamos y nos volvemos a la furgo a comer y a echar la siesta antes de que empiece a llover y marchar hacia Sant Joan de les Abadesses, donde recogemos los dorsales y acabamos de preparar las mochilas. Despues vamos a la reunion tecnica (briefing para los modernos) y nos explican un poco el recorrido y nos prometen que a no ser que la cosa se ponga muy fea y peligrosa de verdad, no hay intencion de suspender ningun tramo, cosa que me parece totalmente lógica. Esto es una carrera de y por montaña, es el pirineo, montaña de verdad y todos los que estamos aqui deberiamos saber que nos podemos encontrar ahi afuera. Nieve en las cimas (mucho rato se corre por encima de 2500 metros) calor asfixiante, tormentas, crestas de roca en las que hay que andar con cuidado, frio... es lo que tiene la montaña y mas aun en estas fechas. Me alegra saber que la organizacion piensa como nosotros. Tampoco obligan a llevar ningun material obligatorio en especial (cortavientos, agua y poco mas) porque ya somos todos mayorcicos. Prevision de meteo como los dias anteriores, mañana calurosa y a partir de mediodia tormentas de evolucion. Perfecto, todo preparado.
 Cenamos y acabamos de retocar la mochila que la organizacion nos llevara a Planoles (km 72). A las 23 horas estamos metidos en la furgo intentando dormir, pero hace calor y duermo bastante mal y antes de las 3 ya nos levantamos y aprovechamos para desayunar. Con la tripa llena se duerme mejor y hasta las 5 que no suena el despertador ya no abro el ojo.
Un te calentico para acabar de despertar y las ultimas dudas. Un minuto antes de ir a la salida decido cambiar el pantalon corto por las mallas piratas (error porque el frio no me cogeria hasta pasado Planoles) y por fin estamos en la salida de la Emmona 2014. Nerviosos pero confiados en hacer un buen papel (es decir, poder acabarla). Le digo a Javier que corra todo lo que quiera, que se vaya pero que dosifique, esto es muy largo y sobre todo, muy duro (8300 D+), soy consciente de que ha entrenado mas y esta mas fuerte y no quiero ser un lastre. Por fin dan la salida a las 6,30 en punto y corremos por el pueblo tranquilamente. Este año la subida al Puig Estela es mas tendida y se puede correr un poco mas que el año pasado que subia a degüello. Voy perdiendo a Javier a ratos entre la multitud (800 corredores entre la ultra y la maraton) y cuando lo veo por delante aprieto el paso y asi subimos charrando y juntos coronamos el Puig Estela (km 10). Aqui empieza una bajada a muerte en la que rapidamente pierdo a Javier por delante y tras unos cuantos resbalones y revolcones se llega a una senda corredera que llega a Pardines (km 18).

Aqui encuentro a Javier que me llena los botelllines para no perder tiempo y salgo con  jamon y queso en la boca y con las manos llenas de comida mientras Javier me apremia para que salga rapido con el. Salimos y
subimos chino chano hacia el siguiente avituallamiento que esta a menos de 6 km pero en los que tendremos que salvar mas de 900 m de subida. Vamos bien pero le recuerdo a Javier lo unico que resuena en mi cabeza, "despacico y con calma, comer, beber y dosificar que queda mucho" Antes de la salida le dije que hasta el Coll de la Marrana iria con el freno de mano echado y asi lo intento, pero el me dice que se encuentra muy bien y que le gustaria tirar mas pero claro, aun quedan mas de 80 kilometros... bajamos a Coma de Vaca, un valle precioso y empezamos a llanear antes de empezar la subida al Coll de la Marrana. Aqui las piernas se me van solas mientras Javier para a mear. Empiezo a subir muy fino pero me intento controlar. Me saco el mp3 pero Javier no me alcanza y me parece verlo a lo lejos asi que sigo subiendo hasta el Coll de la Marrana donde relleno los botellines y como un par de croissants de chocolate mientras espero a Javier que no llega. Miro hacia abajo pero nada.¿le habra pasado algo o yo habre subido muy rapido? Si es lo segundo seguro que lo pagare tarde o temprano y me acabara cogiendo. Aqui empieza la montaña de verdad, alta montaña, cimas, cresterios, senderos tecnicos... lo que mas nos gusta, asi que toca apretar los dientes hasta la cima del Bastiments y empezar a correr por la cresta interminable hacia el Pic de l´infern, el coll de noucreus, el puig de Fontnegre y el Pic de l´Aliga, donde empieza una bajada muy rapida de 3 kilometros hacia Nuria. En este ultimo tramo ya noto el estomago un poco raro y me imagino que ya estaran haciendo efecto el gluten y el azucar de los croissants pero es que estaban tan buenos...
Bajando hacia Nuria con casi 50 km en las piernas
Llego a Nuria en 8 horas (km 48) y paro un buen rato esperando a Javier que tiene que estar al caer. Como y bebo lo que puedo. Hago unos primeros auxilios a mis zapatillas y les recorto un trozo de plantilla que me estaba empezando a molestar, me hecho vaselina en los pies pero Javier sigue sin aparecer, asi que decido salir tranquilamente hacia el Coll d´Eina, donde empieza el cresterio hacia el Puigmal. Las nubes se ven cerca pero de momento no tiene pinta de que vaya a llover, asi que poco a poco voy haciendo y en la cima del Puigmal ya hay niebla y hay que bajar con cuidado de no perderse hacia Fontalba. Bajada muy rapida pero tambien muy larga para acabar de machacar las piernas (y en mi caso tambien al estomago).
Ambientazo en Nuria, una pena no poder quedarse. Aun quedan 70 km
 Hasta aqui todo habia salido a pedir de boca. Todo iba bien, las piernas funcionaban y la meteo respetaba pero habia algo que desde hacia mucho no iba del todo bien, mi estomago. En Fontalba (km 62) intento comer algo (no habia comido nada desde Nuria, km 48) pero no me entra, asi que me fuerzo y me como un poco de tortilla de patata y un sandwich (con muy poco pan) de jamon y queso pero en vez de asentarme me ocurre todo lo contrario. Empiezo a bajar y mi estomago empieza a decir que hasta aqui hemos llegado y me empiezan los amagos de vomitar. Va saliendo la tortilla tal y como ha entrado y cada vez que bebo un poco de agua me dura 200 metros en el estomago antes de parar y devolverla. Se que si no puedo comer ni beber en lo que queda de carrera no llegare a meta, asi que me resigno e intento olvidarlo y darlo todo hasta que reviente. Bajo a Planoles y en el control me dicen que solo han pasado veintipocos aunque preferiria no saberlo, con el cuerpo asi solo pienso en poder llegar a meta, no en la posicion. Como un poco (muy poco) de Quinoa y huevo duro en el avituallamiento y bebo todo lo que puedo. Descanso y me lo tomo con calma, mucha calma.
Van llegando algunos corredores al avituallamiento y se les ve bastante enteros, todos hacen buena cara, o por lo menos seguro que mejor que la que llevo yo, asi que trato de ser realista y de encarar los mas de 40 kilometros que me quedan sabiendo que no voy a disfrutar todo lo que me gustaria.
Salgo de Planoles con Antonio, un mozo de Madrid que he adelantado antes de Fontalba. Me comenta que va muy justo, que ha estado a punto de retirarse dos veces y que yo me vaya a mi ritmo pero creo que no tarda en darse cuenta que yo tambien voy justo y que mi ritmo no es mucho mejor que el suyo y asi, charrando de mil cosas vamos haciendo camino por la subida infernal a la Covil, pero que mientras se va hablando el tiempo pasa mucho mas rapido. Ponemos manguitos y rellenamos agua en una fuente a mitad de subida. Yo me tomo medio gel porque aunque se que me va a acabar de fastidiar el estomago, llevo mucho tiempo sin comer y tengo miedo de explotar en algun momento. Por fin llegamos arriba pero aun queda un rato de una cresta hasta que por fin ya no queda nada mas arriba y empezamos a bajar hasta Campelles, donde se nos hace de noche y sacamos los frontales para llegar a Ribes... Ya casi lo tenemos! Avituallamiento en el Polideportivo de Ribes de Fresser, un poco de pasta y un caldo caliente. Voy un poco mejor del estomago y el caldo parece que me templa un poco. Antonio, mi compañero de
viaje, dice que se encuentra cada vez mejor asi que salimos con un vasico de caldo caliente en la mano hacia el Taga, el ultimo escollo que nos separa de la meta, mas de 1000 metros de subida en mitad de la noche, despues de 90 km ya en nuestras piernas. Por si no fuera poco todos los males que podamos tener a estas alturas nos avisan que subiendo hace muchisimo viento y que hay que andar con cuidado. Primero por pista y por bosque para por fin salir a campo abierto y empezar la subida "a piñon", donde empieza el viento de verdad. Llevamos un ritmo bastante alegre (sigo pensando que en cualquier momento exploto y no podre dar un paso mas y tendra que venir la benemerita a buscarme) Sacamos el Gore y los guantes porque conforme vamos ganando altura empieza a hacer fresquito del bueno. Los ultimos metros de la subida no dejan momento para la relajacion ni para contemplar el paisaje ni tonterias romanticas de esas, nos llega justo para poder mantenernos de pie. El viento nos golpea sin compasion y seguimos dando pasos hacia adelante los mas certeteros que podemos hasta que por fin ya no hay nada mas alto y toca bajar. Pienso que ya queda poco y me animo pero a mitad de bajada tengo que parar a frotar mis rodillas. Estoy helado y me duelen bastante. Zarandeados por el viento llegamos al avituallamiento donde nos preparan un cafe templado y me tomo medio sandwich de nocilla (el estomago de momento no se queja en exceso) Ahora si, solo nos quedan 12 km (sobre el papel) hasta la meta, asi que Antonio que esta recuperado se pone delante a correr como una mala bestia (por lo menos a mi me lo parece, para llevar casi 100 km este ritmo me parece demasiado alegre) y asi vamos haciendo camino hasta que por fin llegamos al pueblo y entramos en meta despues de casi 22 horas corriendo. A este ritmo voy concentrado 100% y no me da tiempo para pensar en nada, ni para emocionarme por la llegada, ni para darme cuenta que he hecho una gran carrera y que mi cuerpo ha aguantado "perfectamente". Ya habra tiempo. Nos fundimos en un abrazo y celebramos que por fin se ha acabado.
Hablando con la organizacion en meta por fin logro saber donde esta Javier. Me dicen que ya ha bajado del Taga, asi que decido ducharme y volver a la meta a esperarle convencido de que le hara ilusion despues de semejante paliza que alguien le espere en la meta.

Van pasando las horas, por fin amanece y Javier aparece en meta con muy mala cara. No esta contento, ni tan siquiera satisfecho con lo logrado. Me dice que ha tenido muy malas sensaciones. Seguro que cuando duerma y descanse lo ve todo de otro color. Ahora a por la ultra del aneto para resarcirse.

Todo lo anterior es un toston que si no lo has leido no pierdes nada, asi que aqui el resumen. Carrera con una gran organizacion, perfectamente marcada, avituallamientos bastante completos y un pueblo que se vuelca a tope durante todo el fin de semana. Carrera de y por montaña de las que hay pocas. Igual de preciosa que de dura. 110 km de montaña 100%.